viernes, 12 de mayo de 2017

LA PRINCESITA LUCINDA



Reía   Lucinda,  la bella princesa
de un reino lejano,  remoto lugar,
con  grandes montañas de nata y frambuesa
y ricos tesoros debajo del mar.

La joven princesa de rizos dorados
de dulce mirada y sonrisa de miel,
surcaba los cielos en cisnes alados
y mágicos prados en brioso corcel.

Las notas de un piano pausadas tañían,
de lejos se oía  a una niña cantar,
y en claves sonoras las notas traían
perfumes de rosas y flor de azahar.

Gozaba    la niña   de  ricos bordados
y  finos  manteles de seda  y de tul,
de un regio  palacio con lagos dorados
y frescos jazmines teñidos de azul.

El hada Morgana  cantaba y reía,
reía y cantaba y velaba por ella
y cuando Lucinda en la noche dormía
ungía su cuerpo con polvo de estrella.

Dormía y soñaba. Soñaba la niña
con nívea espuma a la orilla del mar,
con grandes helados de fresa y de piña…
..Un beso, Lucinda…¡Qué bello es soñar…!

Jesus angel bordonaba

No hay comentarios:

Publicar un comentario