sábado, 23 de julio de 2016

LA MUERTE Y YO



Ayer vino la muerte a visitarme.
Fue un encuentro fugaz.  De cortesía.
Me pilló de sorpresa .  Yo  creía
que  la Parca querría  a mí  llevarme.

Pero  no.  Sólo quiso  saludarme     
y decir  que pasase  un feliz día.
Que no me preocupase.  Tiempo habría,
pasados unos años, de  buscarme.

Tomamos un café, también charlamos
de lo Humano y lo Divino de la vida.
Del amor… la esperanza… de la suerte…

Para otra cita no,  ya no quedamos.
Nos dimos dos besos de despedida
ya hasta  el mismo momento de mi muerte.


Jesús Angel Bordonaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario