domingo, 7 de diciembre de 2014

DEPRESION




Tempus fugit. Aviva en mí el espejo
el boceto de un rostro seco, ajado
en virtud de ese tiempo ya pasado
culminando  tan vívido reflejo.

Cronos dicta implacable el paso. Alejo
esperanza y  recuerdos de mi lado
e impasible conmino presto al Hado
la compaña en tan pérfido cortejo.

Tempos fugit. Huída  la esperanza
de un hálito de vida que fustigue
el devenir y el eco de mi suerte

El hilo de mi vida sólo alcanza
para atar, sí, y espero que en mí ligue
la premura y deseo de la muerte.


Jesús Angel Bordonaba



No hay comentarios:

Publicar un comentario