martes, 30 de septiembre de 2014

EL OTOÑO


El húmedo paisaje…la alameda
engalanada en hojas aguamieles…
el rítmico plañir de la arboleda…
los terrones…las uvas moscateles…
Sueña el campo teñido de ambarino
salpicando de adioses el barbecho.
A lo lejos, dos piedras del camino
señalizan el último repecho.
La tarde va menguando. El caminante
descansa junto al poyo de la ermita
y retoma el cayado, sólo, errante.
El pueblo está callado…¡ya dormita!
El otoño cubierto en ocre manto
oye al grillo exhalar su último canto.
Jesús Angel Bordonaba



No hay comentarios:

Publicar un comentario