QUIEN PUDIERA…




 Quien pudiera, prendido en la alborada,
 evocar del pasado aquél estío,
 retomar  tu recuerdo, hacerlo mío,
 percibir mi reflejo en tu mirada.

 Quien pudiera sentirte enamorada
 y adentrarse en las aguas de tu río,
 arropar mi calor junto a tu frío,
 y gritar  nuestro amor sin decir nada.

 Quien pudiera, por siempre, quien pudiera
 de la miel de tus labios estar preso.
 Ya quisiera, amor mío, ya quisiera

 mi velero atracar junto a tu orilla,
 adueñarme de aquél tu último beso
 y posarlo de nuevo en tu mejilla.


Jesús Angel Bordonaba

Comentarios

Entradas populares de este blog

TRISTE ROMANCE DEL CERDITO ENAMORADO ( CUENTO )

AYER LA VI

EL DESVÁN DE MI ABUELO