viernes, 15 de agosto de 2014

QUIEN PUDIERA…




 Quien pudiera, prendido en la alborada,
 evocar del pasado aquél estío,
 retomar  tu recuerdo, hacerlo mío,
 percibir mi reflejo en tu mirada.

 Quien pudiera sentirte enamorada
 y adentrarse en las aguas de tu río,
 arropar mi calor junto a tu frío,
 y gritar  nuestro amor sin decir nada.

 Quien pudiera, por siempre, quien pudiera
 de la miel de tus labios estar preso.
 Ya quisiera, amor mío, ya quisiera

 mi velero atracar junto a tu orilla,
 adueñarme de aquél tu último beso
 y posarlo de nuevo en tu mejilla.


Jesús Angel Bordonaba

No hay comentarios:

Publicar un comentario