martes, 14 de enero de 2014

MUJER


Mientras tus labios compiten en color con la amapola
y tus pupilas irisan sin pudor la luz al cielo…
mientras la espiga  refleja la curvatura en tu pelo
y tu cintura  cimbrea cual reflujo de una ola…
mientras roban tus perfumes los aromas a la rosa
y mi alma se comprime entre el amarte y no tenerte…
mi corazón no anhela ni procura otra cosa
que no sea la premura y el abrazo de la muerte.


Jesús Bordonaba 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario