viernes, 17 de enero de 2014


CASTA, BRAVURA Y TRAPÍO

 Las cinco de la tarde, la cuadrilla
se santigua. El matador pisa el albero
enfundado en ceñida taleguilla
y el aforo de la plaza de Sevilla
ovaciona la figura del torero.

Grana y oro, cita al astado el maestro
que recibe en envolvente chicuelina.
Gaonera magistral realza el diestro
y humillando la testuz rinde “siniestro”
su bravura a singular manoletina .

La montera lanza erguido y altanero
el matador. Arrojado pone en suerte
al toro, y con un  golpe certero
el torero impasible hunde el acero
en prefacio anticipo de la muerte.



Jesús angel 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario