lunes, 13 de enero de 2014

AJEDREZ



Marcialmente colocados
forman línea los trebejos
azabaches y marfiles.
Entre blancos y bermejos
escaques, lucen viriles
pétreos caballos y alfiles.
Torres y peones rejos,
con figuras adalides
de rey y reina. De lejos
dos hombres trazan bosquejos
en cómo hilar la partida.


Manda apertura española.
Gambito, contragambito,
luce  el caballo cabriola.
Da jaque. La dama sóla
ha mordido la celada.
Cubre el alfil.  Azorada
la torre sutil se enroca
moviéndose con empaque.
La partida desemboca
en un jaque y otro jaque,
y en el  mate se desliza
la dama como una loca.
La partida finaliza.


Jesús Angel 2013










No hay comentarios:

Publicar un comentario